Please reload

Entradas recientes

¿AMAMANTAR ES DOLOROSO?

December 6, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

MASAJE INFANTIL: LA MAGIA DE LA CARICIA

 

Empecé dando masaje infantil gracias a “la semana de lactancia” donde tenía que participar y estar activa como miembro de las ponentes, para esa semana se abrieron varios talleres y conferencias donde se hablaba de distintos temas de interés del ámbito: mamá- bebé, lactancia, emociones de la madre… dentro de los cuales estaba incluido el mío, “Masaje Infantil”, recuerdo que tenía ya mucho tiempo sin ponerlo en práctica, lo que me hizo refrescar mis conocimientos y desechar mi pánico escénico, quería hacer llegar esta información a cuanta gente se pudiera, no quería que ningún detalle pasará por alto, todo me era tan significativo y quería llegar a lo más profundo de cada una de las personas que estaban ahí, creí tener información de suma importancia, la llave para formar un vínculo saludable con tu bebé y de la manera como lo hace el masaje, una manera tan perfecta, tan sutil, tan natural, tan amorosa y tan entregada. En ese momento hice lo que pude con la información que tenía, y di lo que podía, con el paso del tiempo, y con la práctica me he dado cuenta de manera directa  los beneficios que se logran al desarrollar esta práctica.

 

 

La importancia del masaje infantil radica en la conexión de este con el desarrollo del sentido del tacto en el bebé. El desarrollo del tacto en el bebé aparece en torno a las siete semanas de existencia, empezando por la zona de la boca, siguiendo por plantas de los pies y manos, hasta llegar a la semana veinte cubriendo todo el cuerpo.

 

Partiendo de esto, se sabe que la piel del bebé es constantemente masajeada y estimulada por el útero y la pared abdominal de la madre, lo que resulta en que  sea el primer sentido en desarrollarse y ser estimulado. Se ha comprobado que el bebé dentro del útero materno es capaz de recibir y percibir sensaciones táctiles desde el exterior y reaccionar.

 

En el recién nacido, el tacto se convierte en el lenguaje por excelencia, ya que es su medio de comunicación, y supone un papel muy importante en la relación entre padres e hijos. Las caricias suaves y los contactos cutáneos mejoran el funcionamiento de todos nuestros sistemas vitales, cambia drásticamente los patrones de comportamiento reduciendo así la sensación de miedo, angustia o algún otro tipo de alteración.

 

El tacto es un sentido imprescindible para nuestra vida, por medio de él es que logramos establecer contacto con el entorno que nos rodea,  es el que nos permite conectarnos con nuestra primera experiencia de sentirnos acariciados y acompañados, es por eso que es vital seguirlo desarrollando porque es nuestro medio primario para vincularnos.   

 

 

El origen del masaje data de los años 80’ cuando el médico francés Frederick Leboyer en uno de sus viajes a la India observo  como las mujeres masajeaban a sus hijos a manera de ritual y le sorprendió ver que en medio de la pobreza, la suciedad y el caos, los bebés parecían estar tranquilos o no verse afectados ni alterados por lo que sucedía a su alrededor.

 

De la misma manera Vimala McClure quedo impresionada por esta práctica llena de amor y la seguridad que ésta transmitía a pesar del entorno. Tiempo después realizo una adaptación de diferentes técnicas de masajes para ser desarrolladas y comprendidas de fácil aplicación donde por medio de caricias, contacto y el calor humano se logre influenciar de una manera integral el crecimiento del bebé.

Con base a varias investigaciones nos damos cuenta que la piel funciona para el sistema nervioso central como una fuente continua de recolección de información. Cuando se toca la piel del bebé, provocamos un sinfín de sensaciones que viajan a dicho sistema y generar respuestas emocionales y fisiológicas dentro de las cuales podemos mencionar las siguientes:

 

 

Beneficios emocionales:

  • El masaje brinda confianza, seguridad, y afianza el contacto y vínculo  con los papás además de promover el sueño.

Beneficios fisiológicos:

  • Los masajes aplicados de manera regular potencian las hormonas de la felicidad.

  • Conforme los músculos se relajan, aumenta el retorno venoso y las extremidades de bebé generan una mejor circulación

  • Favorece la flexibilidad, facilitando la movilidad.

  • El masaje limpia la piel del bebé, desechando las células muertas, y abriendo los poros para la eliminación de toxinas

  • Estimula el nervio vago, facilitando la liberación de hormonas que actúan sobre la absorción de alimentos como la insulina y la glucosa.

  • Se crea resistencia corporal a las infecciones gracias a que se mejora el flujo del sistema linfático.

Otros beneficios del masaje infantil

  • Regula el sistema respiratorio, y ayuda en casos de congestión

  • El masaje contribuye al alivio de molestias producidas por cólicos y gases

  • Aumenta la conciencia corporal

  • Ayuda y reduce la hipersensibilidad al tacto

 

Hoy, cada vez más madres están en la búsqueda de aprender técnicas bases para luego aplicarlas diariamente a sus hijos, ya que los bebés necesitan ser cargados, acunados, acariciados, tocados, masajeados, cada una de esas cosas es alimento, tan indispensable como el alimento,  es necesario volver a lo esencial, para aprender a utilizar el tacto como una herramienta fundamental de todos los días, fomentando de esta manera la crianza respetuosa, la seguridad en los niños y el amor propio.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo